1. RECOMENDACIONES QUE CONTRIBUYEN A MEJORAR LA ATENCION DE JUSTICIA A PERSONAS USUARIAS DEL TRIBUNAL.

R13

LENGUAJE EN LAS SENTENCIAS.

Redactar sentencias en lenguaje claro y no sexista, especialmente cuando se trate de asuntos que incorporan componente de género y diversidad sexual, y comunicarla cuidando de asegurar que sea comprendida por las personas a quienes involucra la decisión.

Cuando mujeres y personasLGBTI concurren a tribunales, por regla general no tienen formación jurídica, por lo que a fin de lograr que puedan ver satisfecho su derecho al acceso a la justicia en los resultados que procuran, es necesario que las sentencias comuniquen por sí mismas de forma clara la decisión judicial. Además, una sentencia puede tener un efecto reparatorio especialmente relevante si utiliza un enfoque de género en su redacción a través de un texto que utilice un lenguaje inclusivo y no sexista. El lenguaje puede ser inclusivo y no sexista cuando considera la identidad de la persona, no reproduce sesgos o estereotipos que se pueden transmitir a través del lenguaje sobre las identidades de personas, comportamientos esperados, prácticas y roles supuestamente correspondientes a cada sexo o género, u otras que pueden ser la base para discriminación, acoso o violencia.

> Ejemplos

  • Cuidar que la forma de explicar los hechos, c√≥mo se ha valorado la prueba, as√≠ como la decisi√≥n, se haga usando palabras y frases de f√°cil comprensi√≥n, cuidando en todo caso de no menoscabar el punto de vista t√©cnico-legal.
  • Evitar caer en el uso de f√≥rmulas o expresiones innecesarias, por ejemplo, el uso de aforismos jur√≠dicos expresados en lat√≠n debe ser ponderado.
  • Identificar y usar formas tomadas del espa√Īol que sean neutrales e incluyan a todas las personas cuando no se quiere relevar diferencias. Para ello, es posible usar abstractos a trav√©s de los cuales se evita asumir que todas las personas son hombres, usando expresiones inclusivas, tal como ‚Äúquien concurre ante este tribunal‚ÄĚ y no ‚Äúel demandante‚ÄĚ.
  • Identificar y usar art√≠culos u otras f√≥rmulas que permitan la pr√°ctica que se conoce como ‚Äúdesdoblamiento‚ÄĚ, que permite nombrar el masculino y el femenino cuando se desea relevar esa diferencia a favor de las mujeres, usando expresiones tal como ‚Äúel pap√° y la mam√° del adolescente‚ÄĚ y no ‚Äúlos padres del adolescente‚ÄĚ.
  • Procurar tambi√©n usar esta forma de lenguaje en todo tipo de resoluciones e incluso documentos administrativos relacionados a las causas en tramitaci√≥n, cuando corresponda, como forma de socializar esta pr√°ctica. Esto es especialmente relevante en resoluciones en que se adopten medidas que deben implementar personas usuarias, tal como las que se pueden decretar por tribunales de familia o con competencia penal.